FOTO DE MI EMPANADA
|

Empanada gallega

Qué necesitas:

Para el sofrito:

  • 3 cebollas medianas
  • 2 pimientos rojos
  • 1 tomate
  • 2 dientes de ajo
  • Un manojo de perejil
  • El relleno que más te guste (carne, bonito…)

  • Media copa de vino blanco
  • Sal
  • Pimentón
  • Pimienta blanca (opcional)
  • ¼ l aceite girasol + aceite de oliva

Para la masa:

  • 500 g harina
  • 200 ml de agua tibia
  • 12 cucharadas de aceite del sofrito
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 5 g de levadura fresca

Cómo se prepara:

  1. Primero tienes que preparar el relleno: lo suyo es que lo tengas listo del día anterior, pero si no puedes pues hazlo con un par de horas de antelación para que esté bien fresquito todo.
  2. Rehoga las cebollas y el pimiento y cuando estén bien suaves añade el tomate pelado y troceado. Haz un majado con el ajo, el pimentón, el perejil picado y un chorrín de vino blanco y viértelo sobre el sofrito. Ahora integra el relleno que tú elijas (bonito, carne picada, pollo…). Sazona al gusto y déjalo cocer un poco más. Una vez esté todo bien cocinado, escúrrelo y deja que se enfríe muy bien. ¡Es muy importarnte que también reserves el aceite restante!
  3. Ahora le toca el turno a la masa: para ello pon la harina en un cuenco, haz un hoyo en el centro y añade en él todos los ingredientes junto con la levadura desmenuzada. Mezcla poco a poco con una cuchara de palo y una vez todo mezclado termina de amasar a mano sobre una superficie lisa enharinada. Se debe amasar hasta conseguir una masa con liga (se estira y no se rompe), suave, elástica y no pegajosa, pudiendo añadir algo más de harina o agua si hiciese falta. Forma una bola y deja reposar unos 30 minutos antes de usarla.
  4. Ahora vamos a proceder al montaje de la empanada: Divide la masa en 2 partes iguales. Estira la masa de base con el rodillo dejándola de un grosor de unos 2 mm, enrólllala con el rodillo y forra con ella la bandeja del horno (forrada de papel y engrasada) . Reparte el sofrito por encima.
  5. Estira del mismo modo la masa restante y tapa con ella la base. Iguala y aprieta los bordes, haz churretes con las tiras sobrantes y ponlas por encima y cierra bien la empanada enrollándola a su alrededor.
  6. Píntala con huevo bien batido, haz un agujero en medio para que respire y pínchala simétricamente por varios sitios.
  7. Hornea a fuego fuerte (200-220º) y altura media hasta que esté dorada y en su punto (unos 45 minutos) controlando su cocción. Lo mejor es en horno de aire o calor fijo en posición de calor arriba y abajo.
  8. Cuando casi esté cocida puedes aplastar un poquitín su superficie con una paleta, lo cual empapará su masa superior. Si ves que se hincha al cocerse pínchala para que se baje.
  9. Una vez hecha déjala enfriar para comerla.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.