FOTO DE MI SALSA DE TOMATE

Salsa de tomate frito

Qué necesitas:

  • Aceite de oliva
  • 2 kg de tomate en conserva triturado (o tomates frescos muy maduros, rallados y sin pepitas)
  • 2 cebollas
  • 8 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • Sal
  • Azúcar (opcional)
  • 1 lata pequeña de tomate concentrado (opcional)
  • Hojas de albahaca fresca (opcional)

Cómo se prepara:

  1. Pica muy fino las cebollas y el ajo y ponlos a dorar en una olla con aceite caliente.
  2. Añade el pimentón, dale un par de vueltas y sin perder tiempo añade el tomate.
  3. Deja que sofría a fuego lento, removiendo de vez en cuando hasta que la salsa reduzca y quede bien espesita. Te llevará como mínimo una hora, pero merecerá la pena.
  4. Si quieres que tenga un sabor más potente y un color más oscuro añádele una lata pequeña de tomate concentrado.
  5. Cuando la salsa tenga el espesor que te guste, añade sal a tu gusto y un pelín de azúcar para reducir la acidez.
  6. Si te apetece, añade albahaca troceada a la salsa y deja cocer 5 minutos más.
  7. Pasa la salsa por el chino, si no tienes (como yo) dale con la batidora hasta que quede fina.

Como sale mucha cantidad puedes guardar la salsa en el congelador o ponerlos en tarros de cristal muy limpios y esterilizados; les añades la salsa recién hecha, cierras bien los tarros y los pones boca abajo hasta que estén frios. De este modo tendrás una conserva de salsa de tomate que te durará varios meses.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.