FOTO DE MI CARAMELO

Caramelo casero y sus variantes

Qué necesitas:

  • Agua
  • Azúcar

Caramelo para flanes y púdines

Este caramelo se usa para forrar los moldes para cuando hacemos un flan de huevo o un pudin. Cuando se enfría queda solidificado.

En un cazo pequeño pon un azúcar blanquillo y humedécela con un chorrín de agua. Deja que hierva y poco a poco vaya cogiendo color rubio, en este momento remueve girando el cazo y en cuanto coja el color deseado (ojo que si oscurece demasiado queda muy amargo) apártalo del fuego y viértelo rápidamente en el molde que vayas a usar.

Tejas de caramelo: haces el caramelo y lo viertes sobre un papel de horno engrasado. Le pones encima otro papel engrasado y aplastas con el rodillo hasta que el caramelo quede bien esparcido. Cuando esté frío retira los papeles, te quedará un cristal brillante y perfecto para decorar otros postres.


Polvo de caramelo pulveriza los cristales con un robot de cocina o un molinillo, es perfecto para poner sobre una crema catalana, una tarta de manzana, natillas al caramelo, tarta de San Marcos…


Tejas de piñones, lo que tienes que hacer es añadir un puñadín de piñones tostados cuando el caramelo empieza a coger color. Luego viertes la mezcla en un papel engrasado, lo mueves un poco para que no quede muy grueso, lo dejas enfriar, lo troceas y ¡ a comer!


Caramelo líquido

En un cazo pon unos 100 g de azúcar blanquilla y humedécela con 1 cucharada de agua y una cucharada de zumo de limón. Cuando el caramelo tenga el color deseado añade muy despacito unos 50 ml de agua muy caliente. ¡ Ojo que el vapor que desprende está más caliente que las puertas del infierno!

Dale unas vueltas y ya tienes tu caramelo líquido para ponerlo sobre el postre que te apetezca, para hacer una salsa teriyaki o para lo que se te ocurra.


Caramelo de vinagre de frambuesa

Se prepara igual que el caramelo líquido, la única diferencia es que para aligerar el caramelo en vez de agua se utiliza vinagre de frambuesa. También puedes hacerlo con vinagre balsámico o con vinagre normal y corriente también queda muy rico. Utilízalo para aliñar ensaladas.


Toffee

Prepara un caramelo con azúcar y un poquito de agua y en cuanto tome el color deseado añádele nata, dale unas vueltas hasta que tenga la textura que más tu guste y aparta del fuego. Si le pones un poco de sal en escamas también queda genial. Úsalo para bañar helados.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.